Clase 7 | Análisis del aviso y argumentación

Clase del día lunes, 17 de Septiembre del 2018.

 

Análisis de un aviso publicitario

(Seguir este enlace para realizar la actividad)

CUESTIONARIO análisis imágen publicitaria

 

Argumentación

 

LAS ARGUMENTACIONES

 

Siempre los hombres han buscado ponerse de acuerdo. En ocasiones, cuando integramos un grupo compartimos las mismas opiniones pero no siempre es así. Por eso, debemos buscar argumentos que justifiquen nuestra postura, para llegar a acuerdos, generar consensos, convencer a los otros sin llegar a la imposición por medio de la violencia. Para eso es necesario dominar estrategias del lenguaje.

Enumerar argumentos y  enmarcarlos en un texto determinado es fundamental para persuadir. La función de la argumentación busca convencer al otro y todo lo que se dice o escribe debe estar pensado en función de ese objetivo. Apela a razonamientos lógicos, pero también a las emociones y las pasiones. Por ejemplo, un político puede exponer argumentos lógicos para buscar el apoyo de la sociedad, pero es posible que no logre generar adhesión porque sus discursos no generan emociones ni pasiones en el auditorio.

Estructura de la argumentación

El “esqueleto” habitual de las argumentaciones tiene tres instancias.

  1. En primer lugar, hay un punto de partida, es decir una frase que deje en claro la posición que se toma respecto del tema en cuestión; eso es lo que se conoce como la tesis.
  2. Luego viene el desarrollo integrado por los argumentos, que justifican la posición asumida en la tesis.
  3. El texto finaliza con una conclusión que, habitualmente, retoma la tesis y la hace aparecer fortalecida por los argumentos empleados.

Conectores

Para formular argumentaciones es necesario recurrir a conectores que relacionan  las distintas instancias que forman el texto. Por ejemplo, para comenzar puede explicitarse el punto de partida utilizando: “a partir de tal hecho, se generaron diversas opiniones que…”, “tal hecho permite pensar que…”. Para manifestar la tesis puede decirse: “mi postura es que…”, “lo mejor es…”. El primer argumento puede estar encabezado por: “en primer lugar”, “para comenzar”. Los argumentos siguientes pueden comenzar con: “en segundo lugar”, “además”, “por otra parte”. El último argumento puede estar precedido por “finalmente”, “por último”, “para terminar”. La conclusión puede anunciarse con: “por lo tanto”, “en conclusión”, “de lo dicho se concluye que…”

Los recursos

Siempre pensando en cómo convencer o persuadir al otro, estos textos pueden emplear distintos recursos para hacer más convincentes o persuasivos. Sucede que, en realidad, los argumentos se van “desplegando” más que enumerando y cada uno se puede presentar de distinto modo. Más allá de la fuerza o no de cada argumento, es fundamental el modo en el que se lo presenta y, de eso, puede depender que se cumpla o no con el objetivo de la argumentación. Si se argumenta en relación al consumo de tabaco, no es lo mismo decir “tengo un amigo que murió por fumar” que decir “un estudio de la Organización Mundial de la Salud muestra que cada año hay, en el mundo, seis millones de muertes relacionadas con el consumo de tabaco”. Si bien ambos datos pueden ser ciertos, recurrir a la información de una entidad como la O. M. S. y aportar una cifra concreta, da un respaldo mayor al argumento. Así, existen muchos recursos que contribuyen a fortalecer el poder de convencimiento o persuasión. Por ejemplo:

Cita de autoridad Se hace uso de una fuente prestigiosa para apoyar la tesis (en el ejemplo reciente, la O.M.S.). y se enumeran ejemplos que pueden ser introducidos mediante los dos puntos (:) o expresiones tales como “por ejemplo”, “como”, “en particular”.

Pregunta retórica Es un recurso por el cual se pone al receptor en la obligación de responder a una pregunta que tiene su respuesta implícita. Simula ante el receptor la ilusión de un diálogo y que se le permite responder, opinar o disentir, cuando en realidad la elección ya está hecha por quien argumenta. En argumentaciones cotidianas es común la forma “¿No te parece mejor…?” que se completa con la propia posición del enunciador.

Concesión Consiste en simular que se concede la razón a ciertos datos o argumentos para luego mostrar sus aspectos débiles, contradictorios o negativos. Por ejemplo, en un debate televisivo una persona sostiene que el matrimonio entre personas del mismo sexo no debería ser legal porque “nunca existió algo así en la Historia”. A partir de eso, alguien que está a favor del matrimonio igualitario, concede la razón a quien defiende otra postura pero agrega: “Es cierto que nunca existió algo así en la Historia, pero tampoco existía el aguinaldo y en algún momento de la Historia ese derecho se consiguió y hoy está consolidado en Argentina”.

Datos y estadísticas. Se usan diferentes tipos de datos (encuestas, censos, etc.) que confirman o grafican la tesis y le otorgan respaldo científico.

¿Qué son los subjetivemas?

Cuando se argumenta, se da una valoración personal, subjetiva, sobre un tema. Por eso, aparecen términos que demuestran la valoración (positiva, negativa o pretendidamente neutra) de quien argumenta. Se denomina subjetivemas. (Recordá las expresiones de Alfredo Jalife)

Las falacias

En ocasiones, pueden aparecer algunos argumentos que parecen válidos pero no lo son: se los conoce como falacias y pueden estar originadas ya sea por una intención concreta de engañar o bien por descuido o desconocimiento. Pueden resultar muy sutiles, por lo que es necesario prestar mucha atención para detectarlas. Algunas de las más comunes reciben los siguientes nombres:

Falacia de generalización apresurada Se produce cuando a partir de uno o pocos ejemplos se concluye que en todos los casos ocurre lo mismo. Por ejemplo, “un amigo me contó que fue a una marcha y no sabía por qué, así que ninguno de los que fue sabía por qué iba”.

Falacia ad hominem. En latín, ad hominem significa “hacia el hombre”. Se produce cuando en lugar de argumentar sobre lo que alguien dice, se busca descalificar a la persona que lo dice. Por ejemplo, “no sabés de lo que hablás porque sos muy joven”.

Falacia de autoridad. Se produce cuando se recurre a alguien como si fuera una autoridad en la materia que se discute pero en realidad no lo es, o cuando se recurre a una autoridad que no es precisa. Un ejemplo se da en las publicidades en las que se argumenta que un producto es bueno porque un “famoso” lo consume.

Falacia ad populum En latín, ad populum significa “hacia el pueblo”. Se produce cuando se considera algo como válido o correcto porque una mayoría así lo sostiene. Por ejemplo, “ese programa de televisión debe ser bueno porque es el que más rating tiene”.

Falacia de falsa oposición. Consiste en tomar por contradictorio lo que no lo es creando falsas oposiciones. Lo más usual es tomar lo complementario por contradictorio. Por ejemplo, afirmar que los hombres no se unen por la lengua sino por un ideal de progreso. En verdad, una cosa no excluye la otra.

Cuestión de palabras y cuestión de hechos. Los hombres suelen tomar las cuestiones de palabras por cuestiones de hecho. por ejemplo, el debate en torno a si los pasadores de discos son artistas que se dio entre Pappo y DJ Deró.

Actividades

  1. Elige una técnica de estudio: red conceptual, resumen, preguntas y respuestas, el cuadro de doble entrada o cualquier otra que te sea útil para comprender y sintetizar este texto.
  2. Para la próxima clase, mirar los videos sobre Colonia Chapadmalal. Lee los comentarios en la red y detecta que argumentos o falacias utilizaron.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: